Culture

Labores de una ama de casa

Aquí está mi amiga Maritza realizando algunas de las muchas labores, exclusivos aún en muchos hogares, de una ama de casa. Primero demostrando que lavar las ollas es algo sensillo, pero que requiere, a la vez, de mucho tacto, pues no rascar dicho utensilio convenientemente puede ocasionar incomodidades más adelante.



Lavar la ropa es una tarea harto complicada. Muchos, tanto varones como mujeres, se niegan a hacerlo con periodicidad. En Quiruvilca la ropa no se ensucia mucho en tiempos de poco sol y viento, pero en tiempos de lluvia el lodo y en verano el polvo son enemigos de cualquier lavandera.



Son pocas los hogares que cuentan con un lugar especial para lavar la ropa, por lo que generalmente se utiliza una gran batea o bandeja, con una ruda escobilla y una tabla de madera para rascar la ropa sucia. Para lavar las ollas y los platos también se tiene o se improvisa un depósito especial.

No hay comentarios.

Leave a Reply